shadelab

SHAN

Ganador del red dot design award 2010, es el estado del arte de los toldos cofres. Cuando se trata de tu casa, buscas un toldo con cofre que funcione perfectamente y que haga sombra sin descuidar la línea estética. SHAN, cumple todos estos requisitos, integrándose completamente con la arquitectura más vanguardista. Debido a sus marcadas líneas y diseño, SHAN sólo puede ir instalado a la pared y siempre tiene que ir motorizado. Es un elemento de mobiliario exterior que une estética y funcionalidad.

El sistema D.T.S (Sistema de volcado dinámico) que integra permite el volcado del soporte cuando el toldo está recogido, manteniendo el perfecto cerrado del cofre. La junta especial que lleva a lo largo del perfil de carga mantiene el toldo estanco y asegura un cerrado silencioso. Con un solo toldo podemos llegar hasta los 7.00m. de línea, alcanzando una proyección de hasta 4.15m. Se podría acoplar hasta 10.00m. con un solo paño de lona.